Invertir en criptomonedas

Invertir en criptomonedas

Las criptodivisas han sido una de las principales tendencias de inversión en 2017 y todo apunta a que seguirán siéndolo en 2018. Después del año de la explosión del bitcoin como inversión este ejercicio hay otras alternativas para entrar en el mundo de las monedas virtuales a un precio más asequible y con potencial.

Puede ser una buena opción de ganar dinero, siempre que se vea todo con cautela y observando siempre las tendencias globales de cada moneda para intentar ver si están al alza o a la baja. Hay que tener en cuenta que hablamos de monedas muy volátiles.

Qué son las criptomonedas

La definición de moneda virtual más extendida es que se trata de una moneda digital, no física, que utiliza la criptografía para asegurar y gestionar las transacciones, además de para crear nuevas divisas.

Esta explicación de lo que es una criptodivisa incluye las dos características más importantes de estas monedas electrónicas. La primera es que no cuenta con un soporte físico. Es decir, no hay billetes ni monedas como sí los hay de euros, dólares o libras. Las criptomonedas son virtuales y aunque se pueden almacenar en dispositivos físicos (monederos como discos duros o memorias USB) no tienen representación física.

La segunda es que se usa la criptografía para crear nuevas unidades, lo que a efectos prácticos implica que no depende de ningún gobierno o país. Con las monedas virtuales no hay un organismo o Gobierno central encargado de crear nuevas divisas y meter más dinero en el mercado. A modo de ejemplo, Bitcoin utiliza la tecnología cadena de bloques para regular la creación de nuevas unidades. Además, en este caso, el número de monedas disponibles está limitado, algo que no siempre se repite con otras criptodivisas.

Tipos de criptomonedas

Dash, Ethereum, Ripple, Litecoin… hay muchas monedas virtuales más allá del famoso bitcoin. De hecho, hoy en día el número de monedas virtuales supera ampliamente las 1.300 en todo el mundo.

Lo que diferencia los tipos de criptodivisas es la tecnología que utilizan por un lado y su filosofía por otro. Para entenderlo mejor, la mayoría de monedas virtuales utilizan la tecnología blockchain pero con ciertos cambios que las pueden hacer más rápidas en procesar transacciones, por ejemplo. Además, también hay divisas que usan fórmulas totalmente distintas. A esto se añade la parte filosófica como poner un número finito a las https://www.finect.com/blogs/aprendiendo-sobre-inversiones/articulos/invertir-bitcoins-debes monedas que habrá en circulación (bitcoin) o no hacerlo, así como el grado de trasparencia en las transacciones.

Lista de criptomonedas

¿Cuántas criptomonedas existen? Más de 1.300 y subiendo. Cada semana se crea alguna nueva divisa virtual en un proceso que se denomina ICO y que más adelante resumiremos.

Las monedas virtuales más populares ahora mismo son las siguientes:

TABLA HTML

Listado de criptodivisas
Bitcoin Litecoin Nxt
Ethereum Bitcoincash Tron
Ripple Dash Iota
Monero Zcash Cardano
Stellar Nem Neo

El número de monedas virtuales existentes es mucho más amplio y sigue creciendo cada día. Para consultar las criptomonedas legales puedes usar estos dos enlaces con más de 800 monedas cibernéticas y su correspondiente cotización: World Coin Index y CoinMarketCap.

En ambos lugares podrás consultar un listado con las divisas virtuales más importantes y además ver la cotización de estas monedas virtuales.

Criptomonedas nuevas

El mundo de las monedas virtuales nunca se detiene y casi a diario surgen nuevas propuestas, conocidas como altcoins o alternative coins en referencia a que se trata de alternativas a bitcoins. En el punto anterior ya hemos repasado algunas de las más importantes y ahora vamos a ver cómo invertir en nuevas monedas virtuales.

Al igual que existen salidas a bolsa de empresas, las criptodivisas también tienen su puesta de largo. Son las denominadas ICO o Initial Coin Offering y que al inversor en bolsa le recordarán a las IPO o Initial Public Offering que recogen las salidas al mercado y se denominan OPV en castellano.

Las ICO se utilizan para financiar proyectos empresariales y culminan con el nacimiento de nuevas monedas virtuales. Con la ICO la empresa pone en circulación nuevas divisas virtuales a cambio de dinero. Un ejemplo es el nuevo proyecto de la plataforma de formación Tutellus, que ha puesto en marcha su ICO integrando la tecnología blockchain en su modelo de negocio.

En qué criptomoneda invertir

Ganar monedas con criptomonedas es posible, pero hay que saber por cuál apostar y cómo hacerlo. En este sentido existen diferentes formas de invertir en criptodivisas desde el trading con criptomonedas hasta la minería de monedas virtuales. Elegir bien el activo y la forma de explotación es clave, sobre todo cuando son tan volátiles y tienen tanto riesgo.

Criptomonedas rentables

¿Cuáles han sido las criptodivisas más rentables de 2017? ¿Qué monedas han logrado mejores rendimientos? La siguiente lista recoge las que más beneficio acumulan desde su aparición como ICO (no incluye otras monedas lanzadas de otra forma).

  • Nxt. Acumula una rentabilidad del +2496805% desde su lanzamiento.
  • Iota. Acumula una rentabilidad del +837592% desde su lanzamiento.
  • Spectrecoin. Acumula una rentabilidad del +543129% desde su lanzamiento.
  • Neo. Acumula una rentabilidad del +517510% desde su lanzamiento.
  • Ethereum. Acumula una rentabilidad del +429500% desde su lanzamiento.
  • Stratis. Acumula una rentabilidad del +296076% desde su lanzamiento.
  • Ark. Acumula una rentabilidad del +79538% desde su lanzamiento.
  • Lisk. Acumula una rentabilidad del +37392% desde su lanzamiento.
  • Storj. Acumula una rentabilidad del +21285% desde su lanzamiento.
  • Qtum. Acumula una rentabilidad del +19069% desde su lanzamiento.

Puedes acceder a la lista completa en este enlace de Icostats . Dentro de la plataforma también es posible listar las ICO por las más monedas más rentables en el último mes e incluso comprarla con la rentabilidad del Bitcoin.

Si buscas las divisas virtuales que más rentabilidad obtuvieron en 2017, este es el listado

  • Ripple. La gran estrella de 2017 con una rentabilidad del 36000%. Ninguna moneda criptográfica ganó más.
  • Nem. Solo superada por Ripple en términos de crecimiento y por muy poco. Sumó el año pasado un 29842%.
  • Stellar. Otra de las que vivió un gran 2017 con un rendimiento del 14441% en 2017.
  • Dash. Cerró el ejercicio con un 9265% de rentabilidad.
  • Ethereum. La alternativa a Bitcoin más conocida y clara ganó en 2017 un nada despreciable 9162%.

Criptomonedas con futuro

Como reza el dicho bursátil, rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras. La evolución de una moneda virtual es un buen indicativo de su potencial, pero eso no quiere decir que sea la mejor criptomoneda para invertir en 2018. La cotización de las monedas virtuales en enero, con caídas superiores al 50% desde que empezó el año es un buen ejemplo. ¿Es esto un indicativo de que hay que huir a toda prisa del sector? Ni mucho menos, sólo que el precio estaba demasiado inflado.

¿Qué criptomonedas darán la campanada en 2018? Este es un listado de las monedas digitales con mejor futuro teniendo en cuenta su potencial y evolución hasta el momento.

Bitcoin

Queramos o no el bitcoin sigue siendo la principal criptodivisa, la que marca la pauta de comportamiento para el resto de monedas virtuales.

Habrá monedas que se revaloricen más, especialmente las ICO, pero si hay una con futuro, esta es el bitcoin. En este artículo te explicamos cómo comprar bitcoin. Para saber todo sobre esta moneda visita nuestro artículo: Invertir en Bitcoin.

Ethereum

Ehtereum es la gran alternativa a Bitcoin y la segunda moneda virtual en términos de capitalización. Lejos del líder todavía y desechada la posibilidad de que lo supere como dinero digital, su fortaleza está en el desarrollo de aplicaciones y cómo utiliza los contratos inteligentes en entornos de desarrollo.

Ethereum y el Ether ya fueron una de las criptomonedas más rentables de 2017.

Una alternativa a la inversión directa en Ethereum es comprar criptomonedas basadas en su tecnología como Aragon o Stox.

Ripple

Estamos ante la cuarta moneda virtual en términos de capitalización tras Bitcoin, Ethereum y Bitcoin Cash. Se trata de una moneda que ha crecido menos que el resto en el último trimestre del año pasado y que cuenta con gran potencial.

Ripple no es ninguna novata, ya que cuenta con 5 años de vida. Está basada en tecnología y permite realizar hasta 1.000 transacciones por segundo, mucho más rápido que Bitcoin. Además, su tecnología puede usarse como protocolo

IOTA

IOTA es uno de los proyectos más ambiciosos en el ámbito de las criptodivisas. Su objetivo es incorporar las monedas virtuales al internet de las cosas y lo hace dejado de lado la tecnología blockchain que usan la mayoría de divisas de este tipo. IOTA se basa en la tecnología Tangle, que en teoría es mucho más escalable, rápida y ligera que blockchain.

NEO

Conocido como el Ethereum de China su futuro va a estar ligado a lo que el gigante asiático decida sobre el futuro de las criptodivisas. El Gobierno chino ya ha anunciado un mayor control sobre el sector y prohibió en su momento las ICO.

Litecoin

Litecoin es una de las veteranas en el sector. Creada en 2011, buscaba reducir el tiempo de transacciones respecto a bitcoin.

A imagen de Bitcoin, el límite de Litecoin es de 84 millones de monedas de las que ya hay cerca de 55 millones en circulación.

Reddcoin

Reddcoin o RDD es una de las criptomonedas low cost. Se autodefine como moneda social y su uso se limita a las redes sociales.

Reddcoin cuenta con su propia plataforma para dar propinas en redes sociales que ya se puede usar en Twitter y Reddit.

Monero

Monero es la criptodivisa anómina. Con ella los detalles de la transacción de monedas no pueden rastrearse. Esa es su principal fortaleza frente a otras opciones y lo que le aporta valor.

Comprar criptomonedas

Existen principalmente dos formas de invertir en criptomonedas: comprar criptomonedas o minarlas. La primera opción es la más habitual y también la más accesible.

Comprar una moneda virtual no es tan diferente a invertir en materias primas, por ejemplo. Lo que cambia es la plataforma a través de la que se hace. Y es para invertir en criptodivisas en 2018 existen webs especialzadas y con sus propios monederos de criptomonedas, que es donde se guardan las monedas cibernéticas.

Monederos para criptomonedas

Hay varios tipos de monederos para moneda virtual dependiendo de su funcionamiento y seguridad. Ordenados según la seguridad serían los siguientes:

  • Carteras frías. Es hardware o un dispositivo físico donde se guardan las monedas. Es lo más seguro ante robos, pero también lo menos práctico a la hora de hacer transacciones.
  • Aplicaciones de Cartera. Es un software que simula una cartera y a la que se accede tras descargar el programa e tu ordenador.
  • Carteras en línea. Son las más extendidas. Se accede a ellas de forma online a través de internet, sin necesida de descargar nada. Su principal ventaja es que son muy prácticas a la hora de hacer transacciones.
  • Casas de cambio. Son los bancos de las criptomonedas y funcionan de forma muy similar a un broker. Es, sin duda, la manera más sencilla de comprar y vender criptodivisas.

¿Qué monedero concreto elegir? Dependerá en primer lugar de la moneda virtual que quieras comprar, ya que no todos aceptan todas las divisas. A partir de ahí este es un listado con los más populares:

Listado de criptodivisas
Coinbase (monedero online) CEX.io (monedero online) Mycelium (monedero online)
Xapo (cartera fría con aplicación móvil y casa de cambio) Exodus (aplicación de cartera) Bitcoin Core (monedero online)
Jaxx (aplicación de cartera y monedero online) Blockchain (monedero online) Electrum (monedero online y cartera fría)
Trezor (cartera fría) Bread Wallet (aplicación de cartera) Bitgo (monedero online) en
Bitstamp (casa de cambio) Kraken (casa de cambio) Bitfinex (casa de cambio)

Minar criptomonedas

La segunda forma de invertir en criptodivisas es minar criptomonedas. En otras palabras, unirte al grupo de personas que busca resolver los algoritmos matemáticos que te darán un frangmento de la moneda digital que estés minando.

La pregunta más repetida en este punto es cómo minar criptomonedas, qué hace falta para convertirte en minero virtual. Para empezar necesitarás una máquina, un ordenador. En teoría, cualquier ordenador sirve pero en la realidad, si quieres que tu actividad sea rentable debes tener una máquina especializada.

Cuanto más valor tenga la moneda que quieres minar, más potencia necesitará la máquina, más electricidad consumirá y más ruido producirá. El motivo es que hay muchas más minando y si tu máquina no es potente o no cuentas con muchas máquinas, no te será rentable porque gastarás más energía en conseguirlo que lo que sacarás por minar.

En los últimos tiempos ha surgido una alternativa para minar criptomonedas sin ordenador. Se trata de la minería en la nube. En este caso lo que haces es contratar la potencia de minado que desees en una granja de minado. A mayor potencia, mayores serán las ganancias. Así, en lugar de tener equipos en tu casa dedicados a minar criptomonedas, pagas porque estén en otro lado. Como es lógico, el rendimiento será menor porque pagarás a la empresa de Cloud Mining porque te alquilen las máquinas o, mejor dicho, te cedan potencia de minado.

En el minado hay que tener en cuenta que la dificultad va aumentando poco a poco, haciendo cada vez más difícil la extracción de bloques que nos permitan ganar. Esta dificultad se traduce en que las máquinas destinadas a minería cada vez se van quedando más rápidamente obsoletas y hablamos de máquinas realmente caras y con un gasto de electricidad muy elevado.

https://www.finect.com/blogs/aprendiendo-sobre-inversiones/articulos/invertir-criptodivisas

 

Deja un comentario

15 + diecisiete =